Soy un Mix!

LIFESTYLE BLOG

La columna de la china (IV)

Oh si nenas, llegó el cuarto (y anteúltimo) cuento de la China!
Se hacen desear ehh! 
El de hoy es mi preferido, seguido por el último que tendrán que esperar ooootros 15 días más para leer.
Pero vamos por partes, como diría mi amigo Jack. jaja
Se que el de hoy les va a encantar! Les recomiendo leerlo tranquilas, disfrutando cada párrafo. Y si es con cafecito/mate/té, mucho mejor!
Ah! Y si lo quieren compartir, adelante! Nunca sabemos a que amiga le puede venir bien unas palabras así. Saber que podemos y que somos fuertes. 


La columna de la China.www.soyunmix.com



Episodio 4.

Haceme tuya y haceme mía

“Si querés algo, hacelo suceder. La única cosa que cae del cielo es la lluvia.”


(Basado en hechos reales)

Cuando te separás se te presentan algunas opciones, un par de caminos posibles; una especie de “Elige tu propia aventura” donde la única protagonista sos vos. Podés deprimirte, hacerte accionista de Carilinas S.A y estar vestida con harapos dentro de la cama tapada hasta la nariz o salir a bajarte cuanto muñeco te guste/te haya quedado pendiente de tu vida de antes. Porque hay una vida “antes de” y otra que viene después, y es esa a la que ahora te tenés que acomodar. Pero claro, descubrís que esos asuntos pendientes -que en tu cabeza no envejecen jamás- están todos casados, pelados o lo que es peor: por algo no están casados. Huís. Hay que barajar y dar de nuevo.
Entonces te encontrás con vos misma, a tus treintipico, pensando en salir a bailar, consciente de que te vas a empezar a cruzar en los boliches a los amigos del que, para vos, todavía es tu hermanito; esos nenes a los que conocés desde salita de tres -a los que les aparecieron músculos que no sabías que existen- y que están más buenos que el pan con manteca.
Como no te queda otra y tenés que meterte en el baile, te ponés a revisar las cajas de ropa que ya nunca ibas a usar  y mandaste a lo de tu vieja -es un misterio para qué guardamos ciertas cosas- y revolvés y revolvés hasta que, entre apuntes de la facultad amarillentos, aparece la pollera con lentejuelas que te deja medio cachete del culo al aire y dejaste de usar en 2003. Dudás, pero sabés que es el camino correcto. Tus cachetes todavía son dignos -mucho más en la oscuridad- así que te llevas la pollera.
La jungla del después puede ser un lugar muy peligroso si te ponés a buscar en cada chongo un novio en potencia. Es la costumbre, te entiendo. Vas de Catedral a Congreso de Tucumán mirando la cara de cada pibe tratando de descubrir si podrías pasar un domingo enredada con ese ser humano en el sillón, en pijama, tapada con una mantita a lunares, comiendo chipacitos y mirando Netflix. No te apures ni te vayas del eje; hay un duelo pendiente, tiene sus pasos y hay uno que no te podes saltar. No sos una separada real si no cumplís con esta etapa. Debemos seguir una guía básica para volver a la vida después de la otra vida.
La primera parada es casi obligatoria después de una separación y se realiza en un templo de reparación superficial: la peluquería. Es como si quisiésemos arreglar todo de afuera para adentro, de lo fácil a lo difícil. Tu peluquero de confianza –a él le gusta que le digan “estilista”-, sabe que lo tuyo es el baño de crema y “córtame un poquito las puntas, pero no te zarpes, Maxi”. Sacás turno para el martes porque ese día hay poca gente y vas, lista para entregar tu cabeza a ese hombre. -¿Lo de siempre, gorda?- pregunta, casi resignado. -No, Maxi. Haceme tuya. Te doy mi cabeza. Haceme joven. Llevame a 1998. Te dejo ser. Cortá, teñí, sentite libre. Libre como me siento yo. Sacame la angustia, borrame el pasado. Quiero ser platinada y ponerme tetas. O haceme un carré con flequillo y un negro azabache. No sé qué, pero haceme algo. Haceme nueva-, respondés. A Maxi los ojos se le salen de la cara; no puede creer lo que oye. Doce años haciéndote bañitos de crema de mierda y por fin va a poder atacar ese pelo hasta la cintura que tenés. Si lo pensás bien, la tuya con Maxi, es la relación más duradera que tuviste y además, nunca te defraudó. Es difícil pifiar en un baño de crema, sí, lo sé, pero a tu prima Marita su peluquero le hizo uno con keratina y saliva de koala australiano y le quedó todo el pelo con manchones de color naranja, así que nunca se sabe. Además, Maxi se lo merece. Viene escuchando las peripecias de tu matrimonio, se sabe entera la historia de los 54 pesos de sushi y es un cómplice en tu separación. Si te quiere dejar pelada que lo haga; estás entregada y ninguna mancha puede empeorar más a este tigre lisiado en el que te convertiste.
Maxi cambia sus tijeritas de siempre por unas en versión Johnny Depp que parecen de jardinero de espacios públicos. Chingui, chingui, chingui, no querés mirar. Chingui chingui, chingui, “vas a ver que quedas divina, este corte se lo hice a otra clienta la semana pasada y está feliz”. Mientras Maxi te poda, chusmeteás una revista tratando de perderte entre el nuevo romance de Silvina Luna y el Polaco. Aunque no podés creer que este tal Polaco sea un sex symbol con ese color blanco Ala que Diosito le dio y tampoco que esa chica que se tiró un pedo en televisión y tiene culo de plástico cambie de novio tan seguido. Chingui, chingui, chingui, está cayendo mucho pelo, la concha del pato. Chingui, chingui, chingui, ¿cuánto costará una peluca? ¿las tetas se podrán pagar en cuotas?.
Maxi termina y por la vocecita de emoción que tiene, están a punto de darle el Martin Fierro de Oro. Veremos si es eso o un fierrazo en la cabeza. Levantás la vista, con miedo, sin demasiadas expectativas. Casi cualquier cosa que veas en el espejo va a estar bien. Porque necesitás ser otra, empezar de cero. Finalmente, mirás, te descubrís y no te reconocés: tenés un corte increíble, de esos que aparecen en los videos de Instagram pero que nadie en la vida real sabe hacer y que siempre fueron filmados en una peluquería rusa. Va perfectamente bien con tu pollera de culo al aire. Es salvaje, actual, es divino. Ahora sos una hoja en blanco y sentís que a tu nuevo camino lo podés poner los colores que quieras. Maxi te mira y vos a él. Estás por llorar, entonces decidís levantarte para abrazarlo y que no lo note.

Maxi te abraza mientras te dice que no te tocó el color porque prefiere ir de a poco, que eso lo hace otro día. Que hay que ir de a una cosa por vez, que todo junto es un montón. Que paso a paso para que salga bien. Que su tía dice que andando el carro se acomodan los melones. Vos sabés que Maxi ya no habla de tu pelo. Se te cae una lágrima. -Vas a estar bien, gorda-, te suelta. Y te das cuenta de que hace mucho nadie te cuida así. Y que te lo merecés. Que si tenés esta nueva oportunidad de ser feliz es porque vos lo valés.

China.

www.soyunmix.com


Besos y hasta mañana!

37 comentarios

  1. Me encantó! Cuánta razón en todo! Por qué se termina ya la columna de la china??

    ResponderEliminar
  2. No queremos que se termine la columna de la China.... hacemos marcha para pedir que siga??? :) Genial como siempre!

    ResponderEliminar
  3. Me rei y emocioné,que manera especial de contar China! Me uno a la marcha!! No te vayas!!! Aplausos! Romina

    ResponderEliminar
  4. No se termina chicas, sigue en 15 días.. o eso entendí.
    Me encantó el post, hasta me emocioné con el final. Yo que ando justamente en esa etapa, en vez de ir a bailar -que me pone de mal humor salvo que sea porque surge espontaneamente con un grupo de gente- me dedico al yoga, reiki, deportes y más yoga, que nadie me saque mi burbuja, hace unos años es cierto que miraba con cariño a cualquiera en el subte si estaba en pos-ruptura jejeje..

    ResponderEliminar
  5. Excelente!!! Buenisimo como todos los anteriores!!! en serio q se va?? no hay mas cuentos??? Noooooo!!!! Quedate x fis!!! Gimena

    ResponderEliminar
  6. No te vayas Chinaaa

    ResponderEliminar
  7. No te vayas chavo!!
    Y por favor, quiero tu libro. Sos genial.

    ResponderEliminar
  8. Me encantó!!

    ResponderEliminar
  9. Piel de gallina...Ojos vidriosos y nudo en la garganta.... Aplauso de pie China! (Hago como si me "atragante" con el mate, estoy en la oficina y no da llorar ajjaja)

    ResponderEliminar
  10. Me encantó ! que se quede la china!!

    ResponderEliminar
  11. Me reí mucho, con eso de volver al ruedo cambiándose el look...! e inventarse una historia de amor con cada tipo que hacés contacto visual! jaja!

    ResponderEliminar
  12. LA AMO!!! por que somos tan parecidas las mujeres! por que nos gusta el drama pero a la vez salimos airosas como buenas guerreras, nos arreglamos el taco y seguimos caminando.:)

    ResponderEliminar
  13. Me encantó. Como se la mandaste a guardar a silvi. Besito grande mi querida.

    ResponderEliminar
  14. AYYYYYYYYYYY!!!!! ME LLEGO HASTA EL TUETANO!!! BELLO, INSPIRADOR, TODO Y MAS. TE QUIERO CHINA!!!

    ResponderEliminar
  15. Impecable!!!!
    54 pesos de sushi bien gastados.....

    ResponderEliminar
  16. China no te vayas, queremos mas historias por favor!! Con la de hoy me morí de la risa!!
    Por favor tenés q escribir un libro!!

    ResponderEliminar
  17. No te vayas China! Perdón nunca comenté no te vayas! Te prometo que te comento todo jaja sos genia!

    ResponderEliminar
  18. Para cuando un blog propio con más cuentos, con tus vídeos que son geniales y con tus reflexiones???? Te banco China!!!!!! Sos lo más!!! ❤️

    ResponderEliminar
  19. Gracias China!! sos una genia!!! jajajjaja....seguí contando historias!!! son nuestras historias también....gracias por compartir!! besote!!! SILVANA.

    ResponderEliminar
  20. Me encantó!!!! Qué buena historia!!!!! Besos!
    Sole

    ResponderEliminar
  21. Ayyyyy que bueno que está!!!!!!!!!!!!!

    ResponderEliminar
  22. genias de las genias!!!! me fascinó, me encantó, super super divertido!!! China sos lo más!

    ResponderEliminar
  23. Me encantó!no nos dejes

    ResponderEliminar
  24. Por favor....que no se corte...Genia!!!!

    ResponderEliminar
  25. Muy bueno!!! Me reìdo muchísimo, tenés mucha chispa para describir la realidad!! jajajaj Seguí no dejes de escribir, me recordas a Maitena

    ResponderEliminar
  26. 👏👏👏👏👏👏👏👏👏👏👏👏👏👏👏👏👏Naaaaaa sos muy genia!!!!! Mientras leo pienso quiero yaaa un libro tuyo, no mejor saga, no quiero que termine!!!!!!!! Me río a carcajadas y a la vez tan profundo!!!! .le conté a marido de la escena de la polilla llorabamos de la rIsa!!! Porfa que sea antes el próximo!!!!!😙😙😙😙😙😙😙😙😙😙😙😙😙😙😙😙😙😙😙😙

    ResponderEliminar
  27. Amo ir a la pelu cuando necesito superar un duelo.... el que sea. Tengo la impresión que con el champú y la tintura mis neuronas pasan a un estado "ahora es mi turno!!" que superan cualquier desgracia amorosa y también de las otras.
    Que sería de nosotras sin un Maxi, verdad?
    Adhiero al pedido de que no te vayas... Te necesitmos China!!
    Besos
    María Rosa
    Luján. BsAs

    ResponderEliminar
  28. Con los anteriores mori de la risa, con este lloré como loca! Que capacidad para transmitir emociones!!! Aplausos de pie!!! Que no se corte, China!!! Mechi, sos muy generosa!!! Gracias a las dos!Nancy

    ResponderEliminar
  29. China no te vayas!!! Nooooooo
    Como que anteultimo capítulo??
    Queremos muchas más historias chinescaaas, nos sentimos muy identificadasssssss....!!! Me encanta leerte!!

    ResponderEliminar
  30. Ya desde el titulo prometio y no decepcionó, al contrario. Me encanto, me emocionó, quiero un Maxi! Jaja Escribis hermoso China, todos los martes me encuentro pensando si mañana toca cuento, asi que ojala sigas! Y Mechi como siempre donde pone el ojo pone la bala, que genial esta columna que sumaste al blog

    ResponderEliminar
  31. Tal cual, a los trentaipico volviendo al ruedo, sin saber mucho que estás haciendo ahí.
    Fijate que cuando estamos en medio del lío creemos que es el fin del mundo, y tiempo después nos matamos de risa.
    Yo también voy a la marcha "que no se vaya la China"

    ResponderEliminar
  32. Jajajajaj. GRAN verdad, China! Me entristece saber que solo queda una historia por contar. No te vayas nunca!!!

    ResponderEliminar
  33. María del Carmen Raggi12/4/17 23:28

    Chinita en cada cuento confirmo más lo atrapante de tu escritura...el título me parece genial, cuánta verdad !!! Y coincido tanto en el " hacer suceder"...sólo esperar que nos llegue no alcanza. Hacés una pintura tan real de las situaciones que muchas hemos pasado (más allá de tener otra edad ) que me maravilla, como no sentir empatía con vos !!! Y tus metáforas son lo más...Tu Maxi , de un corazón genuino y su tía con la frase de los melones, me ganaron el alma. Me hiciste reír, mover las emociones y repensar en cuanto valemos y merecemos ser felices. China, eternizate en las publicaciones de tus cuentos...y Mechi (a la que sigo desde el mueble rojo y la isla azul ) muchas gracias por habernosla presentado en tu blog. Beso inmenso a las dos !!!

    ResponderEliminar
  34. Muyyyy buenoooo! tan real! por qué no vas a escribir mássss??? porfissssss queremos seguir leyendoteeee!

    ResponderEliminar
  35. Aplausos!!!
    Me encanta leerte. Imposible no sentirnos identificadas con tus historias. Cuentos muy bien contados!!


    ResponderEliminar
  36. Me transportaste con cada palabra a cada escena que describiste. Esa magia de transportación instantánea sin moverte del lugar es un gran Don, amiga.

    Increíblemente bueno el relato.

    Esto es lo tuyo, amiga.

    Besos enormes y esperamos con ansias una nueva dosis.

    Sam

    ResponderEliminar
  37. China me hiciste reir a carcajadas y emocionar. Sos re capa nena. Me encantó, ojalá que siga esta columna en este genial blog de Mechi.
    Saludos a ambas ♥

    ResponderEliminar

© Soy un Mix! Maira Gall