Soy un Mix!

LIFESTYLE BLOG

Cuadernos, agendas y libretas para MO-RIR-SE! Miren!

Hola desde el impresionante sur Argentino! 
Hacía muchos muchos años que no visitaba la Patagonia y me había olvidado de lo lindo e imponente que es. Estamos como locos! Enamorados. Eso si... que frío mamitaquerida! Del verano ni novedades. Vinimos para el casamiento (no me gusta la palabra boda, no me pregunten porqué!) de mi cuñado. Armaron una carpa frente al lago. IM-PRE-SIO-NAN-TE!

Hoy vuelvo al blog después de unos días de descanso. Que bien hace desconectar! 
Les quiero presentar a Adri, creadora de La Bartola, un emprendimiento que me tiene copada. Como buena fanática de los cuadernos (Y todo lo que se le parezca), hoy les quiero mostrar el trabajo impecable que hace esta emprendedora a quien admiro por su capacidad de crear cosas tan tan lindas!
Ademas de hacer cuadernos, La Bartola hace libretas y agendas. También brinda clases de encuadernación, para que ustedes puedan hacer los suyos, con sus propias manos!
Entrar en su mundo es como sumergirse en el paraíso hecho papel y lindo diseño.
Las invito a meterse en este paraíso y leer la historia de Adri que me resulta super inspiradora!
¿Cómo andan?
Les quiero contar un poco sobre mí.
Me llamo Adriana. Soy mamá, doula, maestra , licenciada en Ciencias de la Educación y también encuadernadora. Mi pasión por la encuadernación comenzó como un hobbie. Así fue como por cosa de la vida me cruzo con dos encuadernadoras muy, pero muy buena onda y me amimé a hacer el taller de encuadernación que ofrecían en la calle Humahuaca, en el barrio del Abasto. Igualmente confieso que fue por mi amiga July que empecé a encuadernar ya que ella fue la que le puso más chispa al momento de anotarnos en el taller. Luego me emocioné con la encuadernación y tomé talleres en distintos lugares como también en la universidad. Ohhhh ¡Sí! Ahora puedo decir que amo fuerte encuadernar. Estudié la carrera de Lic. en Ciencias de la Educación en la UBA, de la cual soy egresada. Luego realice una Diplomatura y por una cuestión de tiempos la encuadernación siempre quedo en un segundo plano.
En 2014 junto con mi compañero vivimos la maravillosa experiencia de tener una hija, por lo que (una vez más) la Bartola quedó postergada.
La maternidad realizó muchos cambios en mí, en todos los niveles. Quería tener tiempo para mi hija, pero también sentía la necesidad de comenzar y poner en marcha aquello que había pospuesto tanto. Era hora de poner mis manos a producir, a expresar con ellas el amor que la maternidad había despertado en mí y plasmarlo, a dejar un registro de lo que sucedía dentro de mí.
Siempre fui un poco obsesiva con la prolijidad, que si bien es una cualidad positiva para una encuadernadora me llevaba a sentir inseguridad y a no mostrar mis cuadernos. Me quería animar, pero siempre encontraba un “pero”. Si no era el miedo, era la falta de tiempo o dudas sobre cómo avanzar. Siempre mirando lo que faltaba y no lo que tenía.
 Comencé a conocer a otras emprendedoras y sus experiencias, lo que para mí fue una gran ayuda: comprendí que el peor error es no animarse, el no empezar. Me inspiraron confianza y pasión, lo que me impulsó a seguir avanzando. Me di cuenta que tenía que valorar lo que hago, seguir aprendiendo, seguir encuadernando y confiando en mí y en lo que hago.
La encuadernación se estaba convirtiendo en un oficio, algo que hace años atrás no me animaba a hacer.
Como les comenté también soy maestra y Lic. en Ciencias de la Educación lo que me llevó a pensar en fusionar mis vocaciones: la educación y la encuadernación. Comencé a dictar talleres de encuadernación artesanal, llegué a lugares nuevos donde conocí grandes personas. Enseñar y ver como otros también se asombran con el poder de la creación propia es una experiencia única. Fusionar mi rol de docente con la encuadernación hizo que me sienta plena.
Actualmente dicto talleres mensuales en distintos espacios como La Maison (Nuñez), La Kermesse (Belgrano), Dos Juanitas (Martínez) y Casa Wayra (Muñíz).
El próximo año seguiré dictando talleres de encuadernación y trabajando en conjunto con otras emprendedoras, creo que en la unión está la fuerza.
Actualmente en la Bartola producimos cuadernos, libretas y agendas con una fuerte impronta ecológica buscado impactar de la menor manera posible nuestro planeta: elijo cuidadosamente papeles provenientes de forestaciones certificadas bajo los estándares establecidos por el Forest Stewardship Council (FSC®), muchas telas son recicladas o de algodón orgánico y el cartón es reciclado también.
La Bartola significa para mí un paraíso hecho papel, soy una apasionada de los cuadernos y las cosas bellas. Amo hacer las tapas de los cuadernos, jugar con los colores, las cintas, los detalles. Disfruto de ser artesana y ver todo el proceso productivo. Estoy haciendo lo que me gusta y encuadernar me ayudó a confiar en que si deseamos algo muy fuerte y con amor ¡se cumple!

AMÉ cada uno de sus cuadernos!
Los cuadernos, libretas y las agendas nos acompañan durante el año, así que tienen que ser lindos/as, para alegrarnos el día a día!
Además, no les parece un regalado para Navidad? Saber que a la persona a la que le regalemos una linda agenda o cuaderno, nos va a tener presente todo el año, cada vez que lo use?
Ojo al piojo con este ideón eh!!!! jaja

Les mando un besazo y hasta prontito!

No hay comentarios.

Publicar un comentario

© Soy un Mix! Maira Gall