Soy un Mix!

LIFESTYLE BLOG

Mi primer año en Europa.

[Quedo clarisimo, gano bordado, ya me puse manos a la obra!]

En el ultimo mes recibí 4 mails de lectoras preguntándome sobre como es la vida en Europa porque a sus maridos les ofrecieron un puesto en algún país de por acá.
Se me ocurre que debe haber una ola de expatriados viniendo para Europa, sobre todo con situación en la que se encuentra nuestro país.
Yo les voy a contar mi experiencia, mis sensaciones y mi punto de vista.
Yo desde que me fui por primera vez pasé por 3 países, Francia, Escocia e Inglaterra. Mi marido es deportista profesional (rugby), es por esto que nos mudamos tanto.
Voy a empezar por contarles desde el principio. Va a ser largo, porque también quiero que esto me quede guardado, para que algún día lo puedan leer mis hijos.
Están libres de escapar ahora! Hoy no hay ni DIY, ni fotos, ni deco ni nada así!!

Hace 6 años me mude a Francia embarazada de 7 meses. Me acuerdo como si fuese ayer ese día en Ezeiza, con mi mama, mi suegra y mi hermana acompañandome y despidiendome. Como llore por favor! (me acuerdo y me emociono).
Viaje con mi mejor amiga porque mi marido jugaba un mundial y estaba concentrado con el equipo. Lo bueno del día fue que cuando fuimos a hacer el check in, nos hicieron un upgrade a business! Oh yes!

Con Marido habíamos viajado dos meses antes a elegir departamento y conocer la ciudad, pero nada mas. Imaginen lo que fue eso. Llegar a un país nuevo con una panza enorme, dos valijas, un calor de morirse, no internet, no auto, no marido, no obstetra conocido, no gente conocida, no nada!
Fue duro, pero en ese momento no pensaba, en realidad no podía darme el lujo de deprimirme o estar mal porque sentía (y sabia) que mi estado de animo afectaba al bebe, y como toda madre primeriza quería hacer todo perfecto.
Por suerte me había acompañado mi mejor amiga. Ella se quedo 3 semanas, y en el medio viajo unos días a París. Marido venia los sábados y se volvía los domingos. Imaginen lo que eran esas despedidas. Para esa época el estaba concentrando en Bélgica, lo que facilitaba un poco las cosas.
Llego el día de despedir a mi amiga y de esperar que llegase el reemplazo, es decir, mi hermana. En el medio estuve una semana sola (embarazada de 8 meses), en la que tuve la genial idea de matar el tiempo armando los muebles del cuarto del bebe. Arme la cómoda, la cuna y una repisa. Una genia la mina. Obvio que a la noche siguiente, tipo 2 de la mañana empecé con contracciones. Estaba SOLA se acuerdan? Nadie para que me venga a buscar. Gracias a Dios vivía a la vuelta (literalmente) de la maternidad. Me acuerdo que llame a mi marido y le de deje un mensaje que tenia contracciones y que me iba a la clínica.
Agarre mi carpeta del embarazo, mi bolso y entre contracción y contracción me fui caminando a la clínica. LOCA ENFERMA DE LA CABEZA.
Imaginen la cara de las enfermeras al verme llegar sola. Cuestión es que me tuvieron internada toda la noche, marido desesperado buscando vuelos y trenes pero no había nada hasta el mediodía.
 Esa noche odie haber decidido tener el niño acá. Se preguntaran porque no me quede en Argentina mientras duraba el mundial? Mi respuesta es que estando en Francia tenia a mi marido a máximo medio día de viaje, cosa que si llegaba antes el bebé, había probabilidades que llegase al parto. Mas allá de poder vernos aunque sea unos días al mes. Si me quedaba en Argentina significaba no vernos por dos meses y medio y que el se perdiera el nacimiento, y que el no estuviese ahí para mi durante el parto (que se convirtió en cesárea). Además, pude ir a Lyon a verlo jugar cosa que fue super emocionante, verlo cantar el himno vistiendo la camiseta fue impresionante! Mas allá que después nos pudimos ir dos días a Annecy y Ginebra, y pudimos disfrutar del ultimo viaje sin hijos, cosa que no hubiese podido hacer si me hubiese quedado en Argentina!
A la mañana siguiente me dijeron que vuelva a casa, que faltaba para el parto y que me quede tranquila. Marido vino a los dos o tres días junto con mi hermana.
El ultimo mes paso rápido. Mi hermana me cuidaba y me mimaba, íbamos a la playa, íbamos de compras, comíamos, veíamos series y leíamos. Fue un lindo mes.
Debo confesar que rezaba para que Argentina perdiera los partidos, pero por el contrario, seguían ganando y ganando y ese fucking mundial no terminaba mas! Yo sabia que estar ahí para mi marido era el sueño de su vida profesional, así que trataba de bancarlo, sabia que para el era una situación súper difícil también. Se perdió los últimos dos meses y medio del embarazo de su primer hijo y no debe haber sido lindo para el.
Cuestión que finalmente marido volvió y a los 2 días llegaron mis suegros y a los 3 días nació Agustín.
Casualmente van a ser 6 años de esa época. Miro para atrás y me pregunto como hice??!! ja, igual se que lo volvería a hacer de la misma manera.

Con esto les quiero contar que yo creo que vivir afuera tiene sus partes difíciles. Sos vos y tu familia contra el mundo. Tenes que aprender a arreglártelas sola, y creo que eso te hace mas fuerte y en cierto modo une mas a la pareja. Saber que solo estas vos para el y viceversa general algo único, un lazo muy fuerte, difícil de explicar.

Al final este post termino siendo algo totalmente diferente a lo que quería hacer! Me fui por las ramas, sorry! pero bueno, ya me pongo a escribir uno mas objetivo sobre la vida en Europa, prometo que esta semana sale!


 Annecy






35 comentarios

  1. Mechi, creo que (yo sin serlo) el hecho de saber que vas a ser madre te da puntos extras en cuanto a valentía, a jugártela, a no tener miedo. Vos ahora a la distancia te sorprendés pero la verdad es que has tenido una gran fortaleza. Seguí disfrutando de este hermoso lugar y lo mejor es que lo tomás con mucha alegría, algo que tus hijos deben notar y si te ven bien, ellos están bien.

    ResponderEliminar
  2. Me hiciste emocionar sonsa!!! Tengo un nudo en la garganta! (y yo no me emociono asi como asi! jaja). Estoy segura que las panzas dan superpoderes! Una puede (o siente que puede) con todo no?. Amé este post y ahora quiero MAS!!! jaja. Besos linda!!

    ResponderEliminar
  3. Mechi, qué hermoso post y cómo te entiendo, yo apenas llegué a MIlano me operaron y me pasé 3 semanas en el hospital, te juro, rezaba pidiendo que viniese mi mamá, lloraba como una niña y me preguntaba como no pasó antes ?? qué hacía allá sola ?. Pero te recuperás y ahora 12 años después me siento orgullosa de la fuerza con la que peleamos siempre y lo seguiremos haciendo.
    Un besote y esperamos más !!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tal cual! Cosas asi nos hacen mas fuertes! 3 semanas es un monton, de que te habian operado?

      Eliminar
    2. Hola Mechi ! de un t... a la carótida! igual fue la primera, después me hice mamá y me hice más fuerte, ahora cada 4 semanas paso x ahí, soy afortunada, estoy orgullosa de mi misma y de mi familia, y disfruto del tiempo de ser mamá. Y no bajo los brazos!
      Un besote

      Eliminar
  4. Mechi, yo me sente una hora a llorar en plaza españa cuando llegue sola a bcn!! Y eso q no tenia panza!!! Chapeau amiga!!

    ResponderEliminar
  5. Mechi yo no vivi nunca mucho tiempo afuera pero tengo familia desperdigada por doquier asi que se de despedidas desarraigos y demas. Y siempre digo lo que vos decis... la pareja se hace super fuerte porque son ystedes y ustedes! Igual te felicito porque cunada y mejor amiga se vinieron a tener el primer hijo aca viviendo afuera!!! Asi que chapeau para vos! Beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Verito! Como hicieron cuñada y mejor amiga, viajaron con maridos o solas?

      Eliminar
  6. Mechi me emocionaste un montón!!! Ahora te admiro por algo más que por todas las maravillas que sabes hacer y nos enseñas! besos!!

    ResponderEliminar
  7. Que historia preciosa.
    Claro que en su momento tuvo que ser muy difícil, pero mira, ahora mirando hacia atrás, muy linda historia !!!

    Besos.

    ResponderEliminar
  8. Qué genia Mechi! Me parece buenísimo que escribas estas cosas a modo de memorias virtuales! Me gustó sobre todo tu reflexión final... beso enorme!

    ResponderEliminar
  9. Que locuras parecen la cosas que hacemos cuando las vemos a la distancia, pero en el momento era lo mas normal o sensato :)

    ResponderEliminar
  10. Wow Mechi, te la bancaste super bien porque me imagino que la situación, siendo primeriza, debe haber sido heavy, pero mirá donde estás ahora? Valió la pena el sacrificio porque tenés una familia divina!

    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Maiii! SI te digo que ahora con el tiempo lo veo mas heavy de lo que lo veía en su momento me crees? Estaba como anestesiada, no se, solo iba para adelante.

      Eliminar
  11. Ay Mechi, cómo te entiendo. Vivimos casi 4 años en México y es así tal cual. Estar lejos de la familia y amigos duele, pero une. Muchísimo. Tengo hijo chamaco chilango, así que...
    Haceme acordar que te cuente la historia de como nació Simón.
    Beso enorme, lindo post, linda foto, linda vida.

    ResponderEliminar
  12. Wow Mechi que grosso!

    Que genia sos! Te re felicito por bancar, poner coraje y apechugar. Más de una se habría quedado acá y no habría bancado al marido en la forma que lo hiciste.

    Ahora te envidio un poco menos (un poco) que vivas en ciudades tan lindas porque te lo re ganaste!

    Besos

    ResponderEliminar
  13. El amor TODO lo puede... que linda historia.. que aventura y cuantas emociones encontradas!!! Gracias x compartir y esperamos mas!!! Beso enorme!!!

    ResponderEliminar
  14. Me quedé impresionada!!! Qué genia que sos, bancando a tu marido en esa situación, tratando de hacerlo parte de todo. Me gustó mucho conocer un poco más de tu historia, es realmente admirable!!! Yo me fui 10 meses sola a Barcelona y lloré como un marrano, te admiro!

    Besos enormes!

    ResponderEliminar
  15. qué linda historia Mechi! creo que estar embarazada hace que veamos todo de diferente manera y nos bancamos cosas que en otro estado no lo haríamos, no?
    divinos uds y divina la foto!
    beso grande!

    ResponderEliminar
  16. Mechi, me encantó tu historia, una GENIA redactando y líndisima la foto!
    Me encanto haberte conocido este año en el taller de Moii con las washi tapes, junto a tu hermana! Son unas genias!!!
    Besos,
    Vero

    ResponderEliminar
  17. me emocionaste mucho, MUCHO! después de conocerte en persona se que sos una persona súper fuerte que se toma las cosas con la mejor mirada posible... y eso lo termino de confirmar hoy con este post. te admiro :)
    beso enorme mechi!

    ResponderEliminar
  18. Me encanto Mechi, que fuerte!! muy emotivo..sos pura garra!

    ResponderEliminar
  19. Las panzas dan súper poderes, eso está claro! Yo tb soy expatriada argentina viviendo en Madrid desde hace 8 años, y es cierto, es duro el desarraigo, pero el cúmulo de vivencias, y la apertura mental, es tan positivo, que vale la pena la experiencia.
    Además, desde la distancia todo se ve más claro..

    beso enorme,
    Mica
    Por cierto, no sé si te enteraste, pero este viernes 18 hay Cita Bloguera en mi blog, me encantaría contar con vos. Pasa por el blog, asi te enteras bien de qué se trata.

    ResponderEliminar
  20. Mechi linda, me encantó la reflexión final. Una podría pensarlo como.. somos sólo nosotros, no hay escaatoria. Y os lo pensás al revés: Nosotros osmos el refugio
    Me encantó!
    A qué juega tu marido?
    Morí de curiosidad!
    c.

    ResponderEliminar
  21. Cuantos recuerdos me vuelven a la cabeza cuando hablas de Ezeiza!!! Me fui por un año de vacaciones a recorrer Europa.... 12 años pasaron casada con un francés y 2 hijos!!!!! Te deseo mucha felicidad en London!!! Y hasta pronto !!!

    ResponderEliminar
  22. me emocionaste, te leí y me leía...obvio que mis distancias fueron muchicisisisimo mas cortas! pero la realidad es que cuando te mudas de tu ciudad, de tu lugar, desterras una parte de tu vida y empezas una nueva completamente. estas sola en un medio completamente diferente, hacerte tu lugar no siempre es fácil, y es verdad, haces de tu familia tu lugar. Yo lo siento así, todavía me acuerdo la ilusión cuando me vine a la Pampa, y que con el correr del tiempo me iba costando mas y mas acostumbrarme a su forma y manera de vivir, parecía que hablábamos otro idioma, de hecho todavía creo que no nos entendemos, y solo queda a 284 Km de mi ciudad natal

    ResponderEliminar
  23. mechi! que lindo post!!!!!! toda la vida, por laburo de mi viejo nos mudamos de un lugar a otro.... y eso genera mucha angustia en las despedidas pero la familia se une muchisimo... con mis hnos somos muy unidos.... el hecho de llegar a un lugar y estar solo vos te hace ser mas pegado....
    pero al igual que vos... priorizo lo elegido... en mi caso era la familia (igual no me quedaba otra jaja) y en tu caso, estar con tu marido!!!! me encanto, me emocione!!!!! dicen que lo que te mata te fortalece y soy de las que piensan que siempre sos capaz de mas de lo que crees!!!!
    mis primos tucumanos, todos juegan al rugby dirian "nada mejor que vivir de lo que a uno le gusta!" jajaja, un beso grande

    ResponderEliminar
  24. qué historia!!!! digna de un guión de película! me emocioné hasta las lágrimas! me encantó! yo soy de las que piensa firmemente de que Dios no te da pruebas que NO puedas superar, al contrario, te las da para que descubras tus dones y que hagas cosas que nunca pensanste que serías capaz de hacer!
    La distancia deja a flor de piel todos los sentimientos, y cuando son verdaderos...no hay nada que los quiebre!
    Me encantó leerte hoy mas que nunca!

    ResponderEliminar
  25. Y con lo hormonal que una se pone con el embarazo!!! Yo también te admiro mucho y me emocionó mucho la historia y más aun cuando vi la foto... que ternura los dos tan jovencitos y vos solita con tu panza a cuestas... Si que sos fuerte!!!
    Y yo creo que las parejas puede ser que se unan más ante determinadas situaciones, pero porque hay una base muy solida y mucho amor, es la unica forma de seguir juntos ante situaciones tan dificiles...
    Un beso grande
    Nat.

    ResponderEliminar
  26. Sos una grosa! No sólo por haberte animado a parir fuera de tu país sino por la valentía de seguir a tu marido, de bancarlo en ese mundial. Muchas veces cuando se ven deportistas en el exterior, en los mundiales o en las olimpíadas, o los que son contratados para jugar o para dirigir, pienso en la familia que hay detrás, en toda la movida que supone. besos

    ResponderEliminar

© Soy un Mix! Maira Gall